Archivo de la etiqueta: Utrera

Biografía

imagen-pag2Yo nací el 9 de junio de 1915 en la plaza del Cuartel, número 14, aquí en Utrera. Mi padre era sillero, hacíamos sillas de anea, y también trabajaba en el campo. Mi padre cantaba mucho por seguiriyas, cantaba por solea y cantaba por fiesta, por bulerías. Tuvieron cuatro hijos y yo fui el tercero. Estuve muy poco tiempo en la escuela, por­que mi padre era muy pobre y entonces, en aquel tiempo, no iban todos los niños a la escuela como hoy… Yo he llevado una vida muy dura, desde chico trabajando de sillero o de jornalero. Mis padres eran muy humildes, pero soy un gitano honrado y cabal, gitano por los cuatro costados. Yo fui sillero hasta que casi me fui a la mili, y cantaba siempre en la familia, pero con diez años ya canté para el público en un café cantante que había en Utrera y que se llamaba el Cruzal (El Kursaal). Allí hacía de telonero y me dieron un duro. Con ese dinero comía una familia en aquel tiempo… Luego gané un todo lo que salía, como un concurso en un circo que hubo aquí, que le llamaban el Circo Bolsa, y hubo un concurso de aficionados y me dieron cinco duros de premio, todo en calderilla, y ya ves cómo sería yo de chico que tuvo que venir un municipal conmigo a mi casa, para acompañarme, no me fueran a quitar el dinero. Entonces tenía yo once años… Luego me fui al servicio militar. Yo soy de la quinta el 36 y lo hice en Algeciras y en la guerra, porque estuve treinta y dos meses sirviendo en la guerra… Y ya de mayor me fui a Sevilla, al Guajiro. Para esto me llamó Pulpón, que ya me había escuchado cantar en Sevilla a los señoritos, y me metió en el Guajiro. Allí estaban El Chocolate, Matilde Coral, su hermana Pepa Coral, Trini España, Farruco, Manuela Vargas y unos cuantos gitanos más que eran canasteros y que bailaban y cantaban. Allí cobraba treinta duros. Después del Guajiro me fui a Madrid, al Duende, a la sala de Gitanillo de Triana, donde estuve dos meses ganando cincuenta duros, y luego estuve otros dos meses en el Califa ganan­do quinientas pesetas. Yo entonces cantaba para bailar y podía salir adelante con lo que cobraba en las fiestas, que eran dos o tres mil pesetas. Me vine a Utrera y empecé a vivir de las fiestas y a hacer la Feria de Sevilla. Cantaba en todo lo que salía.

Perrate de Utrera

foto-principalMaestro de los cantes de su tierra, descendía de la cantaora del siglo XIX Mercedes la Serneta. Un ilustre jerezano, Manuel Soto Sordera, afirmaba que quien mejor cantó en esa familia fue Perrate  Discreción, delicadeza y un refinamiento natural fueron algunas de las características de un hombre afable, junto a Fernanda, es el cantaor que ha llevado ese estilo propio de Utrera a su más alto grado de expresión musical. Sustentada en una estructura rítmica implacable, la Soleá de Perrate está tallada minuciosamente, combinando los elementos emocionales con los suntuosos hallazgos estéticos, hasta lograr un diseño redondo en el que los diferentes tiempos los tercios se conjugan y ensamblan con una sobrecogedora perfección.